viernes, 12 de marzo de 2010

Dicen que todo tiene un porqué...

Reconociendo los problemas de autoestima que me aquejan dia a dia, hace un par de meses, recorriendo el portal virtual de una reconocida libreria, en lugar de detenerme en la sección Ficción y Literatura, que usualmente visito, hice clic en Autoayuda. Patetico, lo sé y lo admito. Tanto escaparle a la terapia y me engancho en esa. En fin. Me puse a chusmear titulos, y había un autor que se repetia bastante... Y de repente apareció... "Autoboicot". Já!, Justo José de Urquiza. Impulsiva como soy, por supuesto, compré.
El libro llegó. Me quise hacer la zota y no lo toqué. Lo dejé juntando polvo en la biblioteca y me olvidé. Hace unos dias, ordenando mis libros lo encontré. Autoboicot. ¿Para que carajo me compré este libro?. Se supone que para leerlo, pensé. A ver que onda. Y arranqué. Los primero capitulos no me parecieron ninguna novedad. Cosas que parecen tan simples pero que a una cabecita loca como esta, que da para todo, le cuesta mucho asimilar.

Y asi, llegó un momento en que empecé a leer sobre los mentores:

"El orden, el establecer y fijar metas, pautas y prioridades agilizará tu agenda y el tiempo de concreción de tus objetivos. Y en este desarrollo de metas y planes es esencial que busques mentores (...) que sepan guiar tu vida y conducirte eficazmente a tu objetivo. Con el tiempo, tendemos a parecernos a aquellas personas con las que pasamos mayor tiempo. Un mentor siempre te va a transmitir seguridad. Un mentor te impartirá sabiduría." 

A ver si entiendo, entonces... Voy camino a convertirme en esto:


Con razón estamos como estamos Blonda...

13 comentarios:

carlos dijo...

blonda toda persona es bella solamente hay que esperar que tambien pueda apreciar esa belleza que todos tenemos no me decaigas besos te adoro

Suicide Blonde dijo...

Carlos: No lo digo por la belleza. Al leer todo eso sobre los mentores no pude evitar imaginarme a mi convirtiendome en mi "mentor" y haciendo las boludeces que hace. Una de esas, la de la foto. Tiene puesta una careta de viejo con la cual, nos asusta, a tal punto que una vez me puse a llorar y me bajó a presion del cagazo que me pegué...
Besos!

Ela dijo...

jajaja quien es tu mentor enmascarado?

y ahora, fuera de joda, me hiciste pensar, quien corno es mi mentor entonces? creo que yo misma... (y asi me va)


besos

carlos dijo...

blonda te entendi pefectamente lo que me respondistes me gusta leerte dia a dia besos

Rochi dijo...

Blonda: si vos tuvieras un mentor real no estarias leyendo el libro... jejeje claramente el de la foto es tu modelo a NO seguir.
Te leo!

Suicide Blonde dijo...

El enmascarado es nada mas y nada menos que mi jefe.
Y laboralmente fue mi mentor hace algunos años, cuando eramos pares.
Loco y todo, lo banco! jaja!

NaRa dijo...

A veces el mentor no tiene porque ser una persona, pueden ser los rasgos de varias personas..... Creo que así me forme, sabiendo que cosas de mi madre, de mis abuelas, y de mis jefes No iba a repetir.

Al resto se lo llama experiencia.

Besotes y buen finde!

La Criatura dijo...

rubia suicida, si usted quiere (y por algunos pesos mensuales) me puedo convertir en su mentor.

primera sugerencia: largue ya ese libro y regáleselo a alguien con el espíritu pobre.


el mentor ¿miente?
el mentor ¿como chicles mentol?
el mentor ¿tiene grande el mentón?
el mentor ¿es menor?

Dolo dijo...

jjajaja querida.. muy graciosa la foto! yo no sé si es 100% real, pero algo de verdad tiene, si uno se rodea de personas que admira, las que hacen lo que les gustan que disfrutan de su trabajo, le dan a uno ganas de progresar, de crecer y estas personas son un ejemplo tangible de que se puede lograr. A fin de año vino una amiga de perú, fotógrafa ella también, con un amigo arquitecto que vive en miami. Los dos exitosos en lo que hacen y aman si trabajo. Compartir días con ellos fue inspirardor y motivador. Sé ahora que tengo que lanzarme y empezar mi propio proyecto. Creo que tu libro algo de razón tiene. besoo

johi dijo...

jajajja, espero que no sea así al 100%, porque somos varias las que terminaríamos con chaleco de fuerza.
Aunque es real que siempre tratamos de juntarnos con personas que nos generan admiración, nos hacen sentir cómodos o de las cuales queremos "aprender" algo.

Sino, solo espero que por lo menos juegue al revés, como leí por allá arriba, que termines haciendo todo lo contrario =P.

El Mostro dijo...

Mirá, respecto a "Con el tiempo, tendemos a parecernos a aquellas personas con las que pasamos mayor tiempo", yo hace 27 años que estoy con una persona y cada vez nos parecemos menos...
Si te vas a convertir en ESO, eliminalo!

Saludos desde Mosterio.

Nada mas importa dijo...

Jajajajajaja


Me encanta la forma que tenes de expresarte!

Besos!

Javier Trettel Buteler dijo...

Si aún no lo leiste, es chiquito, potente y te escupe las letras con tal fuerza que se quedan pegoteadas en tu sangre: "Primer amor, últimos ritos" de Ian McEwan.
Buen bloge che.